¡¡Cuidado con los deportes de verano!!

MINOLTA DIGITAL CAMERA


La práctica habitual de ejercicio físico seguramente es lo mejor que una persona puede hacer para mantener un buen estado de salud, sin embargo, la práctica de ejercicio físico en general o de un deporte no está exenta de efectos colaterales: esguinces, tendinitis, roturas musculares, fracturas óseas. etc.

Un ejemplo es en aquellos deportes en los que se producen movimientos repetitivos del brazo por encima de la cabeza ( volley playa, voleibol, pádel, natación, tenis, balonmano, etc.) puede producirse una inflamación o rotura de los tendones del llamado manguito rotador.

¿Por qué ocurren las lesiones?

Una causa frecuente se produce cuando la carga de entrenamientos excede la capacidad tisular de adaptación, agotamiento físico.

El organismo responde de manera predecible con una adaptación tisular específica. El riesgo de lesiones por uso excesivo aumenta cuando se incrementa la carga de entrenamiento: duración, intensidad y frecuencia de las sesiones. Por eso os recomiendo que iniciéis la práctica deportiva de forma progresiva. Sé que las vacaciones son cortas y hay que aprovecharlas al máximo pero si no queréis retiraros antes de hora, empezar poco a poco sobretodo si es un deporte que no lo practicáis habitualmente.

Por lo tanto, se suele afirmar que las lesiones por uso excesivo son secundarias a “hacer demasiado, con demasiada frecuencia, demasiado rápido y con muy poco reposo”, lo que significa que la carga de entrenamiento aumenta a un ritmo que excede la capacidad tisular de adaptación.

Como tratarnos esas molestias iniciales:

HIELO

Aplicar hielo sobre la zona inflamada o dolorosa durante al menos 20 min. Después del ejercicio, sería conveniente repetir este proceso tres veces más, esto provocará una disminución de la inflamación y del dolor.

COMPRESIÓN

La diseminación de los fluidos que se acumulan como resultado de la hinchazón y las puede disminuirse mediante la compresión. La manera más sencilla de comprimir una lesión es una venda elástica. Debe ser cómoda y no apretar demasiado o restringiría el fluido de sangre a la zona.

ELEVACIÓN

Es aconsejable mantener la parte de su cuerpo lesionada elevada y bien sujeta para que los fluidos producidos por la hinchazón y las hemorragias puedan drenar bien. Conviene en particular, si la lesión es en una pierna, para que estos fluidos no se acumulen en el pie.

PROTECCIÓN Y REPOSO

No se puede curar una lesión sin reposo. Aunque el dolor desaparezca, el daño en el tejido continúa. Se debe reposar un mínimo de 24 a 48 horas. Durante este tiempo debe proteger la lesión de posibles daños, así que quizás necesite vendar para limitar el movimiento.

Muchas personas siguen entrenando aunque estén lesionadas, creyendo que si se ponen una tobillera u otro tipo de venda están protegidos contra las lesiones. Esto no es una buena idea. Si llevas mucho tiempo lesionado, una venda puede aislar el músculo dañado, permitiéndote trabajar los que hay alrededor, pero en circunstancias normales el reposo es la mejor cura. Toma en cuenta que si esta lesionado y sigue trabajando la hinchazón y la hemorragia pueden aumentar y provocarte más problemas, por último no olvides consultar a un fisioterapeuta, son los profesionales de la salud que más te pueden ayudar.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
¡¡Cuidado con los deportes de verano!!, 9.0 out of 10 based on 1 rating

Related posts:

clearfix